Después de haber visto algunos de los programas de Alberto Chicote es normal sentir curiosidad por probar uno de sus restaurantes más famosos, como es el caso de Yakitoro. Se especializa en pinchos yakitoro y platos fusión. Está ubicado en pleno centro de Madrid y sus precios son bastante económicos.

Recomiendo este restaurante para todos aquellos que busquen un bocado diferente, una fusión entre comida española y comida japonesa, una forma de adentrarse en un mundo de sabores exóticos que no dejará a tu paladar indiferente.

En las siguientes líneas voy a desvelarte que tal fue mi experiencia en el restaurante del legendario Chicote.

Crítica de Yakitoro By Chicote

Ubicación

El restaurante se encuentra localizado en pleno centro de Madrid, en Calle de la reina nº 41, muy cerca del Paseo del Prado. Se encuentra en una esquina de la Gran Vía, perfectamente visible.

Es muy fácil de encontrar y lo más probable es que te lo encuentres en más de una ocasión mientras paseas por la ciudad.

Forma de reservar

El restaurante funciona con un sistema de reservas en el que tendremos que coger turno. Cogeremos número a través del teléfono, o mediante internet, y habrá un tiempo estipulado para terminar de cenar.

Quizá no sea lo más práctico de cara al cliente (aunque los turnos tienen una duración de 2 horas), pero si resulta rentable para el restaurante, ya que todos los días se aseguran un determinado número de demandas.

Personalmente no soy fan de este sistema, sobre todo si quieres tener una cena distendida y no te quieres preocupar por el tiempo.

Estilo y estructura

El restaurante de Alberto Chicote me llamó la atención nada más tenerlo delante, y eso que todavía ni sabía que era el del chef. Su gran cristalera te hace querer cenar allí, confiriéndole un aspecto de lo más acogedor.

Está decorado con toques modernos mezclados con toques clásicos (por ejemplo, tanto las sillas como las mesas son de madera). Podemos esperar a que nos atiendan en la barra para comer o cenar, o bien tomarnos algo en la terraza.

Cuando estás en el centro del restaurante empieza el espectáculo de verdad: Ahí es cuando ves dónde se están preparando los yakitoris, en las brasas, delante de los clientes. Incluso hay mesas cerca para poder ver ese espectáculo en todo su esplendor.

Algunas mesas están muy cerca de otras y esto puede quitarte intimidad.

Tiempo de espera

Cómo es de esperar al ser un restaurante tan transitado, el servicio a veces se congestiona y el tiempo de espera se dispara, aunque yo ya fui preparado para ello.

Por fortuna, gracias al sistema de turnos, el servicio es bastante rápido. Me gustó mucho que sacasen varios platos a la vez, ya que así puedes saciar tu hambre y no tienes que esperar tanto tiempo entre plato y plato.

Pero si sois de los que queréis ir poco a poco, tan solo habrá que indicarle al camarero que no saque la comida tan rápidamente.

Platos que debes probar si o si

Pero vamos a meternos en materia y a comentar lo que realmente importa. Yo no he probado toda la carta (aun), pero de los platos que he probado, estos son mis favoritos:

Ceviche de corvina en leche de tigre con choclo frito

Un plato de 10 en el que todos los ingredientes están debidamente equilibrados. La explosión de sabor la consigue con un puñado de quicos que harán que te quieras chupar los dedos.

Entrecostilla de Buey wagyu lacado

La carne me pareció sublime. El aliño es deliciosamente perfecto y la sala combina a la perfección.

A medida que vas devorando tu plato, la carne se irá quedando sin salsa, por lo que tendrás que volver a mojarla si o si.

Este es un plato que he repetido en varias ocasiones.

Dados de bacalao fritos en costra crujiente con mayonesa de Yuzu y Chilo

Reconozco que pedí este plato porque soy todo un fanático del ajoaceite y me gusta pedirlo allá a dónde voy para saber como lo hacen ahí.

El bacalao se sirve en su punto y combina muy bien con el alioli que hacen ahí, ideal como tapa principal.

Yakibocata de chipirones con tomate, alioli y cebolletas

Es un bocadillo bastante grande, por lo que te recomiendo que lo pidas para compartir. La concentración de sabor es máxima, pero hay que tener cuidado al dar cada bocado, ya que la tentación de comerse el chipirón de una sentada es muy fuerte, lo que hará que al final solo te quede pan.

Arroz blanco aliñado con sabores de oriente

Nada que ver con el arroz blanco convencional. Nos lo pedimos como acompañante y terminó convirtiéndose en uno de los platos principales de la mesa.

¡Completamente recomendable!

Algunos postres

La velada en Yakitoro By Chicote no podría ser perfecta sin probar algunos de sus emblemáticos postres. Estos son los 3 que más me han gustado:

  • Postre de crumble de manzanas: Un giro de tuerca al concepto de tomar fruta de postre.
  • Helado de fresa con wasabi con tierra de jengibre: Un buen contraste de sabores que dará punto y final a la comida. Por si te lo preguntas, el helado no pica.
  • Tarta de queso de yakitoro con helado de vainilla: Una de las mejores tartas de queso que he podido probar. La combinación con el helado de vainilla es muy buena.

Precios

La carta del restaurante tiene unos precios moderados, aunque también dependerá de lo que te pidas, pero para un restaurante de su popularidad, tiene buenos precios. Cada plato nos costará entre los 5-13€ y las bebidas van desde los 2-6€.

Un precio medio por persona oscilará entre los 20-30€, dependiendo de si nos pedimos postre o no.

Conclusión: ¿Vale la pena ir a cenar a Yakitoro by Chicote?

La verdad es que iba con grandes expectativas y el restaurante las cumplió con creces. La combinación de sabores es muy buena, por lo que te ayuda a alejarte un poco de la comida a la que estás acostumbrado.

Quizá el precio sea un poco caro, pero darse un capricho de vez en cuando no está nada mal. Lo recomiendo como un lugar para dejarse impresionar.

Dirección: Calle de la Reina 41. Madrid.

Web: www.yakitoro.com Teléfono: 917371441

Yo pagué: 30€ | Precio medio: 20€

Fecha de la visita: Septiembre 2019