A lo largo de la historia, la humanidad se ha caracterizado por innovar para disfrutar de las mejores experiencias. Parte fundamental de esa búsqueda ha sido la creación de bebidas que ayuden a liberar tensiones y a deleitar el paladar con varios tipos de cerveza.

El origen de la cerveza aún no está claro, pero los primeros intentos se le atribuyen a los sumerios, la civilización urbana más antigua del mundo (4.000 a.C.) asentada en la región histórica del Oriente Medio, en la antigua Mesopotamia. Ellos desarrollaron el “kash”, una bebida alcohólica elaborada con cebada fermentada y elementos dulces.

Por su parte, aproximadamente en el año 3000 a.C., los egipcios también idearon para sus celebraciones una cerveza primitiva aromatizada con miel, canela o dátiles: la llamaban “zytum”.  

Más adelante, a los monjes del Medioevo les tomó más de diez siglos (V al XV) el proceso de ensayo y error para mejorar el color, sabor y aroma de la cerveza.

Y fue durante el siglo XIX que la cerveza se industrializó gracias a los esfuerzos de München (Alemania), Burton-onTrent (Inglaterra) y la irresistible Pilsen (República Checa).

El secreto está en los ingredientes

Lo primero que debemos aclarar es que tradicionalmente existen dos grandes familias de cervezas de las que se derivan una variedad de estilos: las elaboradas con trigo fermentado y las de cebada fermentada.

Las cervezas de trigo, también conocidas como cervezas blancas, weizen o hefeweissbier, tienden a mostrar notas afrutadas y tener una tonalidad clara o rubia.

Fabricadas con poco grado de alcohol, esta cerveza se toma durante la temporada de verano y se suele vender en envases de medio litro combinados con zumos para refrescar en los tiempos calurosos.

Las cervezas hechas a partir de cebada malteada han sido las más trabajadas por los expertos cerveceros, ya que posee mayor variedad de formatos. De esta legión parten las familias langer y ale.

Tipos de Cerveza

Cervezas Langer: Para los amantes de lo bueno

Este tipo de cerveza es relativamente nueva, apenas cuenta con 150 años de existencia.

El nombre proviene del término alemán “Langern”, que significa almacenado y alude al tiempo de maduración que requiere para lograr el punto de fermentación correcta, el cual es de aproximadamente 3 meses. Ese tiempo es mucho más lento que la fermentación de otras cervezas, por lo que necesita temperaturas más frías.

Con este proceso, los aromas y sabores no deseados son reabsorbidos por la levadura y el resultado es realmente alucinante. La calidad de esta cerveza es tan aclamada por el público que 9 de cada 10 cervezas que se consumen en el mundo son Lager y principalmente del estilo Pilsner.

A continuación te mostraremos algunos de los estilos de cerveza más importantes de la familia Langer. Así, cuando estés disfrutándola sabrás con propiedad qué estás tomando.

Cerveza Bock

Es una cerveza de baja fermentación tipo langer originaria del siglo XIV, en la ciudad alemana de Einbeck. Tiende a poseer un gran cuerpo, un suave sabor malteado, puede ser de color cobrizo claro a marrón y se caracteriza principalmente por poseer un alto grado de alcohol: desde los 6 e incluso hasta los 10 grados.

De ella derivan las Doppelbok mejor conocido como “Pan líquido” por su alto sabor a malta; Mailbock o Hellesbock, las usadas tradicionalmente en los festivales y las Eisbock, que se definen por ser elaboradas bajo un particular proceso de fermentación congelada.

Cerveza Negra / Dark

Conocida por ser la versión negra de la cerveza Langer, para lograr ese efecto el proceso incluye el tostado de las maltas por mucho más tiempo que las otras. Su color varía del ámbar al marrón oscuro y su sabor es ligeramente dulce, parecido a una melaza tenue, pero es realmente refrescante y limpio al paladar. En grado de alcohol varía entre los 4.5 a 6 porciento y los expertos aseguran que  se asemeja a un nivel un poco degradado de la Ale Stout.

Las clasificaciones de esta cerveza varían dependiendo del color y el método de preparación, algunas de las más importantes son la Amber Lager, la Dunkel y la Tmavé o Schwarzbier.

Cerveza Pale langer

Es una cerveza de verano creada en la región de Bohemia, en la República Checa. Es popularmente famosa por su sabor refrescante que puede tomarse para socializar y pasar un buen rato.

Su color es pálido dorado, y su sabor en la boca es ligero a suave que puede consumirse preferiblemente a temperatura ambiente.

Cerveza Pilsener

Es una derivada de la Pale Lager. Cabe destacar que esta es la cerveza que mayoritariamente se encuentra tanto en los bares como en los supermercados y tiendas de España y muchas partes del mundo.

Nuestros paladares están habituadas a ellas por su sabor suave con poco amargor y tonalidad dulce.

Comenzó a industrializarse en el siglo XIX y llegó a ser mundialmente conocida y aceptada a partir del siglo XX. Ahora es la bebida social por excelencia.

Cerveza Ale

Los pioneros en este tipo de cervezas son los ingleses. El nombre proviene del latín “Altus”, que significa alta fermentación y eso quiere decir que la levadura fermenta en la parte superior del contenedor entre los 17 y los 24 grados centígrados, luego pasan fermentándose unos 7 días para madurarse.

Actualmente es mucho más económico producir una cerveza de tipo Ale por el tiempo de fermentación. Su perfil es más afrutado y más amargo.

Ahora vamos a presentar algunos estilos de la familia de cerveza Ale que seguramente no conocías. Seguro que te va a encantar.

Cerveza de abadía

Es el estilo de cerveza elaborado por monjes de la orden Cisterciense en el centro de Europa. La receta es celosamente guardada y el proceso de elaboración es meticuloso para lograr un sabor muy potente y con un grado de alcohol alto.

Sin embargo, algunos expertos aseguran que solo algunas marcas como la Val-Dieu y Abbaye d´Aulne son realmente hechas dentro de un convento y la mayoría usan el nombre para lograr un buen marketing.

Cerveza Brow Ale

Bajo el Brow Ale se encuentran varios estilos pero todas comparten el color y un tipo de fermentación “Ale”. El estilo sobrevivió con la revolución cervecera de finales del siglo XX y ahora los más conocidos son el British Brow Ale, American Brow Ale y London Brow Ale.

Tienen tonalidades de chocolate, café y caramelo, además tiene una complejidad de un tostado suave y un final seco. Es perfecto para acompañar carnes rojas, quesos y postres.

Cerveza Mild Ale

Durante mucho tiempo representó el tipo de bebida preferida por la clase obrera que buscaba relajarse luego de la jornada laboral. Su amargor es muy bajo porque su preparación cuenta con poco lúpulo.

La tradición es tomarla tibia y unirla con otros tipos de cervezas con más carácter y cuerpo para hacerla más fuerte. En la actualidad no se consume tanto.

Cerveza Old Ale

La cerveza Old Ale es oscura, con gran amargor y una tonalidad un poco dulce. Su nombre se debe a que su proceso de elaboración incluye dejarla reposar durante un tiempo para lograr un mayor grado de evaporación.

Cerveza Pale Ale

Es el estilo más común de la familia de las Ale, casi de manera solitaria es la responsable de la actual revolución cervecera. Se originó de Londres y se cree que nació durante la revolución Industrial.

Para hervir las malteadas se usa un derivado del carbón llamado coque que puede cocinarlo sin ahumarlo. Como consecuencia surgió una cerveza más pálida, de ahí su nombre.

Entre sus características principales de la IPA se encuentra un color ambar a cobrizo, y también un aroma a malta acaramelada con toques afrutados. En la boca predominan las tonalidades malteadas sin dejar a un lado el amargor del lúpulo. Pueden disfrutarse con carnes blancas.

Cerveza Stout

La palabra quiere decir fuerte, es una cerveza oscura, negra y espesa. Alrededor de los años 1700 se usaba el término Stout para referirse a una cerveza oscura con alto grado de alcohol.

Esta categoría de cerveza tiene diferentes estilos como el Irish Stout, (tostadas, secas y de cuerpo ligero), Foreign Extra Stout ( con más porcentaje de alcohol) y Sweet Stout (muy tostadas y dulces, algunas usan lactosa para acentuar el dulzor).También están las Valmealt Stout, American Stout y White Stout.

Algunos de los antes mencionados han sido retomados en los últimos años como recetas que habían caído en deshuso.

Cerveza Poter Ale

Esta cerveza deriva de la fusión entre las pale ale y la brown ale. El resultado es una bebida con un alto porcentaje de alcohol y gran estabilidad. Es un poco más suave y fina que la cerveza stout.

Ahora que lo sabes

En este post hemos realizado un amplio recorrido por el mundo de las cervezas y algunos de sus tipos.

Esperamos que ahora puedas identificar los principales tipos, enseñarle a tus amigos sobre este emocionante mundo y disfrutar con orgullo de esta bebida que se ha apoderado del gusto de los paladares españoles y del resto del mundo.